Search
  • Mariely Rivera-Hernández

Inclusión, diversidad y equidad ante la pandemia

Updated: Jun 9

Ciertamente vivir expuestos a la pandemia del COVID-19 es experimentar una nueva historia sobre la humanidad. Nada más controversial que las sociedades detenidas y al mismo tiempo, aprendiendo a retomar el día a día bajo otro paradigma con medidas de control de la infección inimaginables.


Hoy más que nunca es necesario analizar las relaciones sociales, entre ellas el sesgo inconsciente en las interacciones humanas. El sesgo inconsciente nace en nuestro cerebro, en la corteza pre-frontal. Responde a conductas aprendidas que se expresan a través de micro-discriminaciones cotidianas que plagan nuestras interacciones sociales.


Art by MRH

La crisis de salud global afianza el discrimen y las diferencias sociales y recrudece la pobreza. Algunos de los factores que más se dificultan responden al acceso a los servicios de salud, afectando directamente a las minorías. Así lo han expresado fuentes oficiales como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) en los Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud. Es fundamental educar e incidir en erradicar tomando acción a favor de la equidad, la diversidad y la inclusión.

La diversidad se manifiesta cuando valoramos las diferencias de raza, género, etnicidad, origen nacional, cultura, orientación sexual, edad, ideas religiosas, diversidad funcional y perspectivas. Por su parte, la inclusión es un concepto que va de la mano de la diversidad y significa fomentar y valorar la contribución e integración de todos los individuos y grupos culturales, aceptar las barreras personales, educativas y comunitarias. Según Natalie Burke, líder de la organización Common Health Action, sin equidad no hay camino para la diversidad y la inclusión. La equidad es un concepto que requiere se le provea a todas las personas el trato justo y las oportunidades que necesitan. Y lo justo se sustenta en lo que sea necesario para esa persona, comunidad o institución.

Es importante ampliar la discusión. Un punto de partida interesante sobre ello nace del planteamiento sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos son 17 postulados para poner en acción el bienestar mundial. La organización de Naciones Unidas logró concertar reuniones a través de encuentros con diversos gobiernos, empresas privadas, entidades no gubernamentales y ciudadanos, para discutir los retos ante un sinnúmero de problemas sociales y, destacaron varias acciones concretas que se recomiendan atender en colectivo.

De estas reuniones nacen los 17 postulados, entre ellos el número 10, que destaca la Reducción de Desigualdades. Se postula bajo este objetivo que uno de los temas cruciales es la diversidad y la inclusión como prioridad estratégica. Esto incluye y no se limita, a atemperar varios aspectos contundentes como: 1) educar sobre los beneficios de la diversidad y la inclusión como prioridad estratégica para la sociedad viéndolo como un fin en sí mismo, 2) proporcionar condiciones laborales dignas a través de toda su cadena de valor, que incluyan consideraciones sobre redistribución de los salarios, 3) implantar mecanismos para evitar la evasión fiscal, 4) fomentar proyectos de cooperación al desarrollo, 5) propulsar las buenas prácticas sobre el respeto y la promoción de los derechos de las personas con discapacidad, entre otros asuntos.

Muy sabio Fernando Savater cuando decía, “donde hay educación, no hay distinción de clases”. Que la pandemia no nos paralice para gestar una nueva visión a favor de la diversidad, la inclusión y la equidad.

Columna publicada en la versión digital del Nuevo Día | 6 de mayo de 2020

10 views

© 2020 by ChangeMaker Foundation